A empujar el avión para que despegue

Este grupo de pasajeros ha tenido que descender de un avión Tú-134 para poder despegar, y es que la temperatura era de 52 grados bajo cero. Se había congelado el tren de aterrizaje y debieron trasladar el avión unos cuantos metros para que pudiera despegar del aeropuerto de Igarka.

Comentarios